La fábrica de chocolate en la que puedes probar cuanto quieras gratis


Actualizado:

Guardar

Bruselas tiene mucho que ver más allá del Manneken Pis, el niño meón emblema de la ciudad. Desde el clasicismo de la Grand Place o el Palacio Real hasta la vanguardia del Atomium, la capital de Bélgica es una de las grandes ciudades turísticas europeas. Sin embargo, en los últimos tiempos, la visita a una fábrica moderna se ha hecho un hueco en muchos de los itinerarios de aquellos que buscan disfrutar de otro de los símbolos de la ciudad: el chocolate.

El lugar no es otro que la fábrica de Neuhaus, una marca ligada a la historia del chocolate belga que se remonta a 1857 cuando Jean Neuhaus abría una farmacia en la prestigiosa Queen’s Gallery. Para mejorar el sabor de las medicinas Jean Neuhaus cubrió sus medicamentos con una fina capa de chocolate. Años después, en 1912, su nieto crearía el primer bombón relleno que pasará a ser conocido como praliné.

Un tour para adictos al chocolate

La fábrica de chocolate de Neuhaus y su tienda outlet están situadas en las afueras de la ciudad, en Sint-Pieters-Leeuw (a 10 minutos andando desde la estación de metro Erasmus) y en los últimos tiempos se ha convertido en una visita turística más de la ciudad. Aquí el amante del chocolate descubrirá un pequeño paraíso: hará un recorrido por la historia de este dulce, será testigo de su fabricación y lo mejor, catador de excepción del producto belga. Podrá probar cuanto desee (gratis) y comprar en cajas a precio más barato que en las tiendas de Bruselas.

Condiciones para comer cuanto se desee, según la imagen tomada por el periodista Jon Stone
Condiciones para comer cuanto se desee, según la imagen tomada por el periodista Jon Stone

En este lugar, en efecto, los amantes del chocolate podrán comer sin limitaciones todos los bombones en venta desde chocolatinas, trufas o galletas. Según los testimonios de TripAdvisor «lo más interesante son las cajas de cartón de 1kg de bombones de una sola variedad; son ideales para hacer bolsitas o paquetitos para regalar, o para poner en una bonita bandeja en tu casa cuando tienes una fiesta o una cena con muchos invitados». «Muy interesantes son las promociones de cajas de bombones surtidos; suelen ser promociones de 3 cajas y las hay de distintos tipos y tamaños. Salen fenomenal de precio y son estupendas para regalar tal cual».

Solo hay dos reglas para probar chocolate: en primer lugar, solo se puede comer dentro de la fábrica, por lo que no es posible acumularlos y llevarlos a casa. Y en segundo lugar, los visitantes no pueden comer los de las cajas selladas, que solo están disponibles para su compra.

Hoy en día Neuhaus es mundialmente conocido y, junto a Godiva, la otra gran marca de chocolate belga, son símbolo y representantes de un país amante del chocolate.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *